Marea Roja: fenómeno desconocido y peligroso llega al Perú

Presencia de algas tóxicas en el mar puede desencadenar reacciones alérgicas, que pueden llevar a las víctimas hasta la muerte

Múltiples reportes sobre la aparición de agua de coloración rojiza en el sur del Perú ha generado preocupación. Este fenómeno, que viene acompañado por un olor desagradable se viene reportando en distintas partes del litoral de la costa peruana. Se trata de la peligrosa “marea roja”. 

¿Qué es la “marea roja”?

Se trata de un fenómeno que se origina por tres razones principales: la contaminación de las playas, las consecuencias del cambio climático y la presencia del Fenómeno del Niño Costero. Ello ha dado pase a floraciones de algas nocivas (conocidas como FAN) que dan este aspecto rojizo a las costas afectadas.

El fenómeno suele durar días o meses, dependiendo principalmente de factores ambientales. La radiación solar, el incremento de la temperatura del mar, la disponibilidad de nutrientes, una menor actividad de vientos y hasta la contaminación pueden expandir la presencia de la marea roja, según el Instituto del Mar Peruano (Imarpe)

La “marea roja” no solo ha aparecido en Perú. También se ha avistado en playas de América del Sur y de la zona norte de México. Según detalló una publicación del 2022, en la playa Telchac Puerto, Yucatán, México, miles de peces salieron del mar hacia las orillas intentando huir de la presencia de las FAN. 

¿Qué tan peligroso es?

Las FAN producen toxinas que son dañinas para la salud de las personas, animales y fauna marina. Interactuar con el mar afectado puede provocar malestares gastrointestinales, parálisis y en casos muy extremos, la muerte. 

Las toxinas emitidas por la “marea roja” pueden penetrar el organismo a través de la piel, pero también a través de la respiración, si la persona expuesta respira el aire cercano al área contaminada. Por otro lado, algunos mariscos pueden acumular estas toxinas en sus tejidos, por lo que consumirlos puede llevar a intoxicaciones alimentarias graves.

Sin información al respecto

Mientras que en otros países han trabajado en sistemas de monitoreo y comunicación efectiva frente a las FAN, en nuestro país aún no contamos con estrategias para advertir a los peruanos sobre los peligros de este fenómeno.

Así fue como Tadeo, un perrito de 9 años de edad, falleció tras cinco paros respiratorios en el año 2023. Tras ingresar a la playa Bujama, en Cañete, el can no resistió la intoxicación de la marea roja y perdió la vida.

La dueña de Tadeo, Eileen Quezada, y su hermana fundaron un proyecto en honor a su mascota, con el cual busca captar la atención del Estado Peruano. Esta iniciativa busca establecer un sistema de alerta temprana, así como protocolos de prevención ante la aparición de este fenómeno. 

El “Proyecto Tadeo”, asimismo, viene siendo impulsado por la plataforma Change.org, donde usuarios de todo el mundo pueden mostrar su apoyo ante el mismo y aportar donaciones. 

Marea roja en varias zonas del Perú

El equipo de Eileen ha logrado identificar varios episodios de marea roja a lo largo de la costa peruana. Gracias a tecnologías de teledetección y monitoreo de imágenes satelitales, han comprobado que el fenómeno suele suceder durante el verano, otoño y primavera. 

El equipo de “Proyecto Tadeo” detectó también que en febrero y marzo del 2024, las playas de Miraflores, Punta Hermosa, Pucusana, Mala y Paracas fueron afectadas por la “marea roja”. Tras recolectar muestras en Punta Hermosa, se detectó la presencia de la microalga “Akashiwo sanguínea”, presente también en el Sur Chico. 

Recomendaciones

Ante este fenómeno, es imperativo evitar el contacto con el agua rojiza, que puede generar una reacción dañina para la salud. Es decir, en caso de avistamiento de “marea roja”, no se debe nadar, bucear, surfear o desarrollar cualquier actividad marítima. 

Por otro lado, se recomienda no consumir los mariscos extraídos del lugar donde se ha reportado “marea roja”. Ostras, almejas y mejillones podrían verse infectados por las algas acumuladas y contener toxinas. 

Además, se recomienda protegerse de las brisas. Si bien el aire costero puede ser relajante, la presencia de “marea roja” puede ocasionar que la brisa marina transporte toxinas hacia aquellos que disfrutan de un paseo por la playa e incluso sus mascotas. 

Al respecto de las mascotas, es importante evitar que estas penetren el agua si se ha avistado la presencia de “marea roja” en el mar. De ser así, es recomendable optar por otros planes, como un tranquilo paseo por el parque. 

Recuerda que puedes informar de este suceso en la línea (01) 208-8650, a fin de evitar que más personas o animales se vean afectados por la “marea roja”. 

Scroll to Top